El mundo comercial está repleto de marcas, como Samsung, Coca-Cola y Toyota, entre otros. Una marca hace referencia a una palabra, frase, logo o imagen que identifica a una empresa o servicio de forma tal que se distinguen de los demás en mercado.

Registrar marca garantiza la protección jurídica a su dueño, por lo que puede usarla legal y exclusivamente con total libertad y tiene el poder de limitar a otros para que no la usen.

Cómo registrar una marca

Los trámites jurídicos para registrar una marca se han ido simplificando. Antes consistía en un proceso complejo que debía ser llevado a cabo por un abogado profesional en la capital federal de Argentina, quien se encargaba de todos los pasos.

En la actualidad, el registro de la marca lo puede hacer el mismo interesado desde cualquier parte, como San Juan, a través de la opción de Trámites a Distancia (TAD). Esto facilita bastante todo el proceso.

¿Siempre conviene registrarla?

No siempre conviene registrar la marca. Al momento de hacerlo, se recomienda que consideres algunos aspectos, como la etapa en la que se encuentra tu proyecto, el rubro al que pertenece, la originalidad de la propuesta y, por supuesto, los recursos económicos que posees.

Costo de registrar una marca

Los honorarios profesionales de los abogados especializados varían entre 4.000 y 6.000 dólares, precio que incluye una auditoría, la asesoría pertinente y un seguimiento hasta que el proceso haya culminado satisfactoriamente.

En caso de que decidas hacer el registro por tu propia cuenta, el costo baja hasta unos 1.700 dólares, monto que se paga a través de un rapipago.

Te recomendamos que tomes la decisión dependiendo del presupuesto que tengas, sin olvidar que a veces lo barato sale caro. Si decides hacerlo tú mismo para ahorrar, debes saber que el registro de marca suele llevar más tiempo de lo normal y corres el riesgo de que salga más costoso.

¡Contáctanos por whatsapp!